viernes, 2 de agosto de 2013

CHS 12.- Jesús enseña el camino a la felicidad.

En este sermón de la montaña Jesús nos propone un programa de vida totalmente opuesto a lo que el mundo de hoy nos presenta. Es muy difícil vivirlo, pero vale la pena, ya que es experimentar y probar la auténtica alegría. Es la ley máxima del cristiano, porque la salvación de los demás depende de nuestra propia vivencia. ¡Vamos a dar testimonio! Es desolador contemplar a tanta gente, hasta en la flor de su juventud, que carece de razones para vivir y razones para esperar. Es tiempo que los católicos conscientes de los problemas personales y sociales, iluminemos nuestra fe para poder dar y ofrecer a los que no creen esas razones que llenan de alegría y entusiasmo nuestros pasos por la tierra. ¡No podemos perder ni un solo momento en esta tarea salvadora!

LINKWITHIN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...